viernes, julio 29, 2005

El día después de mañana


Lo real de la ficción

Es posible que hayas visto otras películas de Roland Emmerich. Quizá no hayas escuchado su nombre, pero si decimos: El día de la independencia y Godzilla, seguramente, estarás asintiendo. En las dos cintas mencionadas, más la que estamos analizando, se presentan desastres…uno causado por seres extraterrestres, el otro por un monstruo mutante que se genera a partir de pruebas atómicas y este último, causado por ti y por mí…

¿Qué tienes que ver tú o qué tengo que ver yo con esta película de ficción ?

Tenemos que ver en el sentido que esta historia no salió de la nada y que la ecología quizá no sea un tema recurrente o prioritario en nuestro mensaje como cristianos. Cada cierto tiempo oímos hablar de conceptos como: calentamiento global, efecto invernadero, la disminución de los rayos ultravioleta, protocolo de Kioto, consumo y contaminación, deforestación, reciclaje, ambientalistas, la capa de ozono, recursos no renovables, extinción de especies, conama…etc. La pregunta es:

¿qué tanto sabes efectivamente acerca de estos temas?

Hace unos meses nos impactábamos con las imágenes reales de un tsunami en Asia, que nos mostraba un desastre natural que arrasó con todo lo que encontró a su paso. Ahora, si por un momento llegáramos a dimensionar que algunos de los trastornos climáticos que nos toca vivir, son producto de no cuidar el medio ambiente, de sobre explotar o descuidar lo que Dios nos ha dicho que administremos, pensando que es tarea de otros y que desde nuestra perspectiva no tenemos nada que decir…si es así, es mejor que no veas este film o que lo veas sólo como ciencia ficción, pero no como una realidad futura urgente o quizá ya presente e inmersa en nuestra cotidianeidad.

Ahora, no se entienda este planteamiento como una defensa a ultranza de la naturaleza, por sobre quien fue llamado a fructificar, multiplicar, llenar, sojuzgar y señorear la tierra, que no es sino el hombre, nosotros mismos (Gén. 1:28), sino que la respuesta al mandato de mayordomía que nos ha dado nuestro Creador en medio de la creación, poniéndonos en un rol de preponderancia hacia Él y en relación a nuestro prójimo, a fin de seguir reflejando en nuestras vidas, que fuimos creados a su imagen y semejanza y no al contrario.

Las empresas de efectos especiales mostraron su ingenio para producir una catástrofe proporciones en esta película, pero nuestros “defectos comunes” muestran que no basta con conocer los conceptos antes mencionados, sino que actuar en consecuencia a la voluntad de Dios en cada una de las temáticas que afectan a la humanidad.

Esta película puede que no pase a la historia, como una gran historia, sino que como una historia, dentro de otras tantas en el cine, que se anticipó “hollywoodensemente” a la dura realidad, en donde las relaciones humanas están presentes, sin entrar a ahondar demasiado en ellas, pero produciendo algunas escenas de paz, en medio de la tormenta. Al verla, te recomiendo que tengas presente un par de escenas que tienen que ver con libros, una sobre Nietzsche, autor de “Dios ha muerto” y la otra…cuando veas la película, lo sabrás.
Iván Werth Münchmeyer
Webgrafía
Relacionados al Medio Ambiente:http://unfccc.int/2860.php
Web sobre Nietzsche: http://www.nietzscheana.com.ar/textos.htm (Tal vez puedas visualizar como su pensamiento influyó en quienes parodia Cahplin en la película el "Gran Dictador", que puedes encontrar comentada en este blog)

2 comentarios:

Anónimo dijo...

K bueno k hicieron una película de este tipo...
pork io soy ecológica y pienso k la gente no toma conciencia del daño k le hace al medio ambiente cada vez que corta un boske nativo y los cambia por plantaciones de pino... del deño k kausa kada vez k enciende un cigarrillo... cada vez k bota pilas a la basura... kada vez k hace correr el agua irresponsablemente... espero k de a poco se vayan dando kuenta de el daño k kausan y k tomen conciencia.
Me gustó tu comentario... deberías ser crítico de pelis... te iría muy bien

ivanwerth dijo...

Me alegra que te interesen esos temas, a mí también me interesan, sólo recuerda que mi énfasis no está en la naturaleza por la naturaleza, sino en el hombre como criatura, en medio de la creación y en directa relación con su Creador. Hay que tomar conciencia y no ser indiferentes ante la problemática que nos toca vivir y sobre la que les tocará a otras generaciones.Gracias por lo que dices, no sé si es que deba o no ser crítico de pelis...me basta con expresar una nueva perspectiva para disfrutar, enfrentar, confrontar y reflexionar sobre cine y algo más... un tema que me apasiona.

Un abrazo

Iván