viernes, mayo 26, 2006

Soraya, una voz dulce con convicción

" Mi historia física puede llegar a su fin, pero estoy segura que la que existe en el corazón de ustedes seguirá presente por la eternidad. Confío en que mi existencia dejará huella en la vida de ustedes beneficiando en un futuro a muchas mujeres y que la luz de mi vida iluminará la de muchas familias más"

"Hoy no pierdo esta batalla porque sé que lo que he luchado no es en vano, sino que ayudará a vencer una batalla mayor, la de la detección temprana y prevención de este terrible mal"

"Ahora les toca a ustedes seguir con nuestra misión. Deseo de corazón contagiarles mi amor a la vida y que seas tú un canal que lleve a mucha gente este mensaje que puede salvarles la vida. Te pido comprendas la oportunidad que tienes ahora de prevenir un enemigo que puede acabar con tu vida"

Ha llegado el momento de comentar los otros que anuncia este blog…Aunque se ha hecho en la comparación de libros, cómics y cine en otros comentarios. Algunos se preguntarán porque dentro de los links aparecen cantautores. Algo he dicho acerca de ello en algunos escritos, donde he incluido fragmentos de canciones propias. Las personas tienen distintas aproximaciones al arte y dentro de ellas, la escritura, es una de esas variantes donde puedes expresar ideas, sueños, realidades, injusticias, amor, creencias…en fin… si a eso le pones música y además lo interpretas…llegas a una poesía cantada, prosa poética…o simplemente prosa, que invita a otros a reflexionar a través de la descripción de distintas problemáticas del ser humano.

Cuando supe de la muerte de Soraya, fue un remezón, porque pensé que ella ya se estaba reestableciendo del cáncer que la afectaba. Debo decir que me agradaban su voz y sus canciones, que si la pudiera definir, diría que era de una “dulzura con convicción”, conciente de lo que decía, sentía, pensaba, en fin, vivía. Eso, le hacía ser una mujer atractiva, más allá de su belleza propia.

Desde hace años, he tenido la bendición de poder visitar a muchas personas en momentos de enfermedad y ver como enfrentaban o enfrentan una enfermedad, lo que ha sido distinto en cada caso. Hay quienes aceptan la enfermedad, más allá de si sus implicancias sean de vida o muerte o no, otros la rechazan, no la quieren asumir, temen. Hay veces que unos le preguntan a Dios ¿por qué?, otros se enojan con él, por su enfermedad o por la que sufre algún ser querido. Tristemente, he estado con gente que “murió antes” que su vida terminara, que renunció y no había en ellos (a)s esperanza alguna…otras personas que visité y a las que les iba a dar aliento, a veces cantándoles…me sorprendieron, dándomelo ello (a)s a mí, pues había esperanza en una mejoría o aún asumiendo que la muerte se aproxima, una fortaleza más allá de sufrimiento y dolores a veces indescriptibles, lo que se traducía en otro tipo de preguntas para Dios ¿para qué o qué quieres? siendo una aceptación no autocompasiva lo que fuera la voluntad del Creador, no exenta de dudas pero sí, con la certeza de la fe, que aquí o adonde fueran, no están solo (a)s.

A Soraya, su propia enfermedad le mantenía con vida, para anunciar los auto exámenes en las mujeres, para la pronta
detección del cáncer, su tratamiento, las altas y bajas, en fin, una razón de vida para sobreponerse, más importante que cualquier premio que pudiera haber recibido. Sin embargo, llegó su tiempo de partir, como nos espera a cada uno de nosotros en este mundo. Uno podría pensar en dejar un legado para las generaciones que vienen, si te interesan las que vienen…y en la que vives…y confías en que no todo acaba cuando mueres…Yo he pensado cual es el mejor legado que pudiera dejar, no para homenajes póstumos, ni para que digan cuan bueno fui mientras vivía…sino simplemente para que, en mí caso, pueda decir ante Dios, cumplí tus propósitos en mi tiempo de vida en el mundo, hablé que en Jesucristo, hay una vida nueva, una vida eterna, la que es mi esperanza. Espero poder decir, al final de mis días:

"Ahora les toca a ustedes seguir con nuestra misión”

¿Te has preguntado cuál es tu misión? ¿Has reflexionado si Dios tiene algún propósito o misión para tu vida?

“El Señor es mi pastor, nada me falta; en verdes pastos me hace descansar. Junto a tranquilas aguas me conduce; me infunde nuevas fuerzas. Me guía por sendas de justicia por amor a su nombre. Aún si voy por valles tenebrosos, no temo peligro alguno porque tú estás a mi lado; tu vara de pastor me reconforta”

Salmo 23:1-4

Dios les bendiga

Iván

4 comentarios:

Sole dijo...

Gracias por tu homenaje, visita la pagina q hemos creado sus fans para continuar su mision...

http://www.soraya-mision.com

Agnes dijo...

Gracias por dedicarle tiempo a una ser extraordinario como lo fue Soraya

ivanwerth dijo...

Agradezco a Dios...como dice la canción de Soraya...por la labor que han seguido uds. por el desafío que implica enfrentar la vida y ser héroes cada día, en lo cotidiano, en los momentos de tempestad y de calma, agradezco a Dios, que está con nosotros, porque Él está por sobre nuestras circunstancias, porque es Eterno...
y conoce de lo que nos sucede en lo más profundo de nuestro ser.

Un abrazo

Iván

Anónimo dijo...

QUE LINDOOOO HOMENAJE PARA UNA PERSONA QUE NOS DEJO SU HERMOSO ARTE Y SU GRAN EJEMPLO AQUI EN LA TIERRA , DE ESA FORMA LOS QUE NOS HACEMOS LLAMAR SUS ADMIRADORES DEBEMOS AYUDAR CON SU LEGADO."SORAYA " SIEMPRE ESTARAS EN NUESTROS CORAZONES. bembru.