martes, marzo 28, 2006

La Marcha de los Pingüinos

“ We belong to frozen world... When the ice begins to thaw Becomes the sea Oh, you will see How beautiful we can be”

El documental, es un género que trataré por primera vez en el blog. Vale la pena hacer notar que algunos no lo consideran un género propiamente tal…cosa que podría ser interesante de analizar las razones, que como adelanto, les puedo decir que tiene que ver con hechos, dichos y personajes reales, que existen antes, durante y después del film, que siguen siendo aunque no hubiese una cámara…y que no tienen un guión o presupuesto anterior…es un tema interesante digno de reflexión, donde cada documentalista, podría abordar el mismo tema, pero estableciendo un guión y tratamiento, absolutamente distinto. Ahora, si lo llevamos a términos de Creador, creación y criaturas, podríamos derivar al libre albedrío o al determinismo, en toda su gama, pero creo que no es el tema central a tratar, para comentar este film.

El nombre
de Luc Jacquet, director de este documental, puede ser que no nos sea familiar, como tal vez la mayoría de los nombres de documentalistas, pero no por ello, menos importante, no sólo en la historia del cine, sino que en otras ciencias y artes que se han nutrido de los materiales históricos, sociológicos, biológicos, en tiempos de paz o guerra, en la tierra, aire o mar, con protagonistas humanos, animales, vegetales o alguna otra variante… Quizá, en términos modernos nos viene a la mente, el oceanógrafo y también francés, Jaques Cousteau, como también otros documentalistas, como podrían ser los de National Geographic, Animal Planet u otros referentes, en cuanto a estas temáticas que tratan con la naturaleza.

Cabría señalar que; el que es considerado el primer documental de la historia está situado también en tierras polares pero en el otro extremo, con la historia de
Nanook, el esquimal, realizada por Robert Flaherty en 1922. No por ello, debemos perder de vista que los hermanos Lumière, realizaban documentos fílmicos, que luego fueron adquiriendo un carácter avasallador como una “locomotora”, para llegar más tarde, a ser considerado el séptimo arte.

Es interesante que el mismo realizador se vea “sorprendido” por el impacto de la “historia de amor” de los pingüinos emperadores, una historia con personajes que no tienen nombre propio, pero que de todas formas podemos identificarnos con ellos. El uso de diálogos entre los pingüinos, sugiere lecturas, aunque Jaquet, reniegue que algunos grupos cristianos lo vean como una metáfora del matrimonio, la fidelidad, la monogamia… por tratarse de una película sobre aves…pero de una forma un otra, lo quiera o no…en la película hay un concepto de familia que es fácilmente “extrapolable” a una problemática humana. La música, la voz y los textos de Émilie Simon, acompañan y realzan cada situación de forma casi íntima, sutil, profunda y a la vez universal, expresada en canciones hermosas como “The frozen world” que da inicio con su estribillo a este comentario.

Quizá más adelante, me proponga hacer un análisis de cada una de las marchas de la marcha, como reflexión y aplicación para nuestra propia marcha…

Dentro del film podemos apreciar unidad de grupo o especie, preservación de ella, soledad, compañerismo, debilidad y fortaleza, “locura” ante la pérdida de un hijo, el amor de una madre y de un padre reflejado en el cuidado de un huevo, al calor del cuerpo. La cadena alimenticia, la grandeza de la obra de Dios, en esos parajes lejanos y monumentales, que no construyó la mano del hombre…pero que a veces, muchas veces…procura hacer lo contrario.

A veces, es hasta grato no ver a seres humanos en un documental de este tipo, aunque los haya detrás de una cámara, porque da cierto temor que entremos a destruir los equilibrios, que como hemos comentado en reseñas de otros films, nos ha sido legado la administración de esta tierra que habitamos pero deberemos dar cuenta ante el Dueño de ella (el verdadero), de lo que hayamos hecho con ella. En algunos momentos ante la grandeza del lugar así, se siente la pequeñez y la fragilidad de pensar que el caer a esas gélidas aguas, dejaría congelada tu historia… con un final abierto…sin haber tomado decisiones importantes que afectan a tu “especie” que te sobrevive…

La larga caminata, hasta llegar al lugar donde escogerán pareja es un desafío para estos animales, porque se decide la continuidad de la especie. Es un lugar de refugio con características particulares, el que los cobija, una especie de tierra prometida para continuar con la vida. En el film apreciamos diferentes etapas de la vida de un ave, como enfrentan sus problemas, como nacen, como mueren. Yo me pregunto ¿si fueran los pingüinos los que realizaran un documental sobre los seres humanos…qué mostrarían, que verían, qué lecciones sacarían para sus vidas? ¿Cuál o cómo sería La Marcha de los Seres Humanos?


“ We belong to frozen world... When the ice begins to thaw Becomes the sea Oh, you will see How beautiful we can be”

“Pertenecemos al mundo congelado... cuando el hielo comienza a descongelarse y llega hasta el mar, oh tú verás que hermosos podemos ser”

¿A qué mundo perteneces realmente al del hielo o a uno mayor…?

“ Y el mundo pasa, y sus deseos; pero el que hace la voluntad de Dios permanece para siempre”

1Juan 2:17

“En el mar fue tu camino, y tus sendas en las muchas aguas; Y tus pisadas no fueron conocidas. Condujiste a tu pueblo como ovejas Por mano de Moisés y Aarón.

Salmo 77:19-20 (Recuerdo del comienzo del retorno a la Tierra Prometida por Dios)

“…You will see how beautiful He can be…and we can be...”

Un abrazo

Iván

6 comentarios:

ojo humano dijo...

Es el mejor comentario que he leído de esta película. Te diste un buen trabajo, gracias.

Respecto de Lutero, nunca supe nada más; mi interés fue decayendo, aunque todavía sería interesante verla, en realidad son historias atemporales.

Saludos y Sabiduría para ti.
toyita.

ivanwerth dijo...

Toyita:

paciencia, la película de Lutero la darán este año y vale la pena verla.

Un abrazo

Dios te bendiga

Iván

Alex Lagos dijo...

Hola. Espero que este documental llegue pronto a las salas de Concepción.
Salu2.

ivanwerth dijo...

Hola Alex:
esperemos que llegue pronto a Conce...Estoy dándole una mirada a tu blog.

Dios te bendiga

Iván

Jeanette dijo...

Hola
Revisando por partes tu blog ...
Muy buena pregunta ¿Cuál o cómo sería La Marcha de los Seres Humanos?
Me apena pensar en la respuesta; en general no hemos sido muy dignos y honrados para vivir en familia, grupo, país, planeta. Al ver esta pelí, impresiona ver como ellos luchan por la vida, y nosotros ... ¿cuántos abortos al año? ¿asesinatos?¿suicidios?
Comparto contigo tus comentarios y te agradezco la pregunta planteada
Cariños
J

ivanwerth dijo...

Hay marchas de todo tipo... en los seres humanos...en la Biblia hay algunos marcharon por el desierto cuando iban a la tierra prometida, pero no llegaban nunca...por su desobediencia... A veces, creemos que la familia, es sólo un término o concepto, pasado de moda, pero a partir de ella, sigue la especie, pero no basta, con continuar con ella, sino saber responsablemente, la trascendencia de ello, como criar...como enseñar, que enseñar...como amarse como pareja y con quienes son o serán tus hijos.

Un abrazo

Iván