domingo, enero 15, 2006

Las Crónicas de Narnia, El León, la bruja y el ropero

Cuando niños, hay varios juegos que marcan nuestras vidas, entre ellos, creo que destaca el jugar a las escondidas. Díganme si no era algo emocionante el buscar el mejor lugar y guardar silencio, anhelando no ser encontrados y luego correr y decir “1,2,3 por mí y por todos mis compañeros”, salvándolos de perder el juego. Hay lugares que se prestan para jugar a las escondidas, en mis recuerdos están el haber jugado en "mi bosque de pinos", en la casa de mis abuelos y en el pasaje donde aún vivo. Ya retomaremos el asunto del “juego de las escondidas” y de sus implicancias cuando eres niño y cuando creces.

He releído el libro de
C.S. Lewis en estos días, para recordar, comparar, reflexionar sobre este film, basado en el libro del mismo nombre, que es parte de una saga, tal y como hemos visto en el último tiempo con varias películas. Su director, Andrew Adamson es conocido por las dos versiones de Shrek y éste es su primer contacto con “seres humanos” y con otros generados por la tecnología. Por allá en 1958, Lewis escribió una carta donde solicitaba expresamente no hacer una película de sus libros, por las dificultades técnicas que implicaba, pero de seguro, si estuviera vivo, estaría de acuerdo con ello…ahora, no sé si en hacerlo con Disney…aunque ese es otro cuento, pues en esta oportunidad ha sido bastante fiel a la historia original y Adamson tiene una cercanía al mundo de Narnia desde niño.

Podríamos pensar que es una película para niños, pues de hecho está dedicada a la ahijada de
Clive Staples…(más fácil C.S ¿No?) Lucy Barfield, pero como todo obra para niños, tiene su enseñanza para adultos, se quiera o no…incluso en las historias, que no lo pretenden y evitan.

Mucho se ha dicho, sobre esta obra, cuya segunda parte de las siete vemos en pantalla y será difícil no hablar del film sin hablar de la obra literaria, como nos podría suceder con muchas películas, pero que en los casos más recientes, podemos citar a
J.R.Tolkien con su “El Señor de los anillos” y su versión cinematográfica, no sólo por la amistad que los unía, sino por sus temáticas complementarias y la enseñanza de literatura medieval y renacentista, que hacen nacer en ellos, una épica fantástica que se nutre en ambos de la historia de la humanidad y por supuesto, del Cristianismo, al cual, tanto Lewis como Tolkien adhieren. No pretendemos compararlas, ni compararlos, porque no sería justo para uno y otro, además es mejor pensar que son mundos que nos llevan a reflexionar sobre el bien y el mal, que aparentemente se presentan como fuerzas iguales, pero que en definitiva, no hay tal.

Cabe hacer notar que la autora
J.K.Rowling,(Harry Potter),reconoce algunas influencias de la obra de Lewis en sus escritos.

Decir que es una alegoría del Cristianismo, no es tampoco nuevo, pero no por ello, deja de ser interesante comentarlo. Podríamos decir que Lewis utiliza figuras literarias para representar una realidad que es patente en su vida; el llegar a ser un creyente, en la adultez, luego de una vida agnosticismo.

En algún momento, me pasó por la mente, El principito de
Antoine de Saint-Exupéry, el primer libro que recibí cuando niño, a los 4 meses de edad, que está dedicado…”a León Werth, cuando era niño”, me era extraño encontrar a alguien con el mismo apellido mío al que le dedicaban un libro y que mis abuelos, que me regalaron el libro, me llamaran más de una vez…principito. Muchas veces en mi vida me he topado con el libro, que aún guardo y siempre ha sido como volver a ser niño…o como niño…por ello, me imaginé en este juego hermoso de la lectura, como si Lewis, lo hubiera escrito para sí mismo cuando era niño, no con un afán egoísta, sino como con un deseo de haber conocido ciertas cosas desde pequeño y aceptar que la “realidad de Dios, supera la fantasía”, un anhelo para que otros niños pudieran hacer este viaje juntos, no a un mundo paralelo, de fantasía, sino no a un mundo de realidades que a veces no alcanzamos a ver o a oír. Siempre recuerdo un libro de Martin Heidegger, llamado el Origen de la Obra de Arte, donde dice que nada es creado por nosotros, sino simplemente recreado; pone un ejemplo para ello, una sirena, es mitad pez, mitad mujer, dos criaturas, ya existentes, pero el asunto es que no se crearon a sí mismas…sino que hubo un Creador.

Quisiera permitirme hacer un brevísimo análisis de las características de los personajes que aparecen en la película y algunos versículos bíblicos que espero, les orienten que tienen referencia a cada uno de ellos:

Lucy Pevensie: es la niña valiente, dispuesta a enfrentar las situaciones, confiada (FE), firme en sus posturas aunque no le crean, misericordiosa, sabia, curiosa, juguetona y seria a la vez. La niña crece y mantiene lo de valiente en su título de reina. Una especie de Pablo y de Timoteo, que siguen en la carrera hasta el final. Tal vez, un Juan, más cercano a Jesús.

“El que reciba en mi nombre a un niño como este, me recibe a mí; y el que a mí me recibe, no me recibe a mí sino al que me envió.” Marcos 9:37

"Ninguno tenga en poco tu juventud, sino sé ejemplo de los creyentes en palabra,conducta, amor,espíritu,fe y pureza. " 1 de Timoteo 4:12


Susan Pevensie: es la adolescente, lógica, que confía sólo en su inteligencia, lo que le hace errar, observadora, silenciosa, de aspecto angelical, pero con carácter. No tiene la fe de su hermana pequeña, pero llega a convertirse en una reina dulce. Una especie de Tomás…ver para creer.

“Hermanos, no seáis niños en el modo de pensar, sino sed niños en la malicia, pero maduros en el modo de pensar. “1 de Corintios 14: 20

Edmund Pevensie: el tercero de los hermanos, se siente opacado por su hermano mayor, traiciona confianzas, es ambicioso, se deja engañar fácilmente por una desconocida como la Bruja Jadis, busca un premio mayor en desmedro de otros, tiende a la desobediencia, pero tiene la posibilidad de cambiar de actitud y es redimido, rescatado por Aslan. Se transforma en un rey justo. Una especie de “Judas” que traiciona a sus hermanos, pero que pide perdón arrepentido y no con remordimiento, como fue en el caso original, que no pudo soportar lo hecho a Jesús.

“para que ya no seamos niños fluctuantes, llevados por doquiera de todo viento de doctrina, por estratagema de hombres que para engañar emplean con astucia las artimañas del error,sino que siguiendo la verdad en amor, crezcamos en todo en aquel que es la cabeza, esto es, Cristo,” Efesios 4.14

Peter Pevensie: el mayor de los hermanos, quiere comportarse dignamente como primogénito, es valiente, cuidadoso, protector, a veces trata muy duro a Edmund, para enseñarle, pero pide perdón por sus excesos de celo en el cuidado.Una especie de Pedro, menos arrebatado que el original, pero igual de fiel al final.Llega a ser un rey magnífico.

“Cuando yo era niño, hablaba como niño, pensaba como niño, juzgaba como niño; mas cuando ya fui hombre, dejé lo que era de niño. “ 1 de Corintios 13:11

El Señor Tumnus: un fauno, músico que encanta y tiene un mandato, pero reflexiona sobre sus órdenes y quiere ser como fue su padre, tomar su camino. No se siente orgulloso de lo que es. También podría ser un tipo de Pablo, en su cambio de ser perseguidor de los cristianos, a ser uno de ellos.

"Estad, pues, firmes en la libertad con que Cristo nos hizo libres, y no estéis otra vez sujetos al yugo de esclavitud" Gálatas 5:1

El profesor Digory: es una especie de alter ego de Lewis, que ya sabe que hay dentro del ropero, que viene como decimos “de vuelta”, ya conocedor, pero que ante cada vez que ocurre algo referente a ese mundo, no deja de maravillarse.

“Cantad a él, cantadle salmos;Hablad de todas sus maravillas.” 1 de Crónicas 16:9

El Señor y Señora Castor: es una hermosa pareja, que sería grato poder ver más en la “realidad” cotidiana, que tienen un excelente sentido del humor, se molestan uno al otro, pero que en los momentos de dificultad, se apoyan firmemente y son fieles a su Señor, Aslan.

“no defraudando, sino mostrándose fieles en todo, para que en todo adornen la doctrina de Dios nuestro Salvador.” Tito 2:10

El ropero: es el portal de entrada a un mundo nuevo, a una nueva, a la Fe…un lugar donde no hay tiempo, como lo entendemos nosotros…al entrar en él, se va al “abrigo” de algo muchísimo más grande que una aventura, se va en busca del sentido de la vida. Aunque no es un personaje, tiene un rol preponderante en esta historia.

“Mas, oh amados, no ignoréis esto: que para con el Señor un día es como mil años, y mil años como un día. “2 de Pedro 3:8

Jadis, la Bruja Blanca: una reina que usurpa, con soberbia el trono…lo mismo que hizo caer a Satanás y sus huestes ante Dios. Por donde pasa, siembra el temor, el dolor, la confusión y la traición, es ella la que reclama la muerte, es ella quien es vencida, pues la muerte es vencida por Aslan.

“Y el Dios de paz aplastará en breve a Satanás bajo vuestros pies. La gracia de nuestro Señor Jesucristo sea con vosotros” Romanos 16:20.

Aslan: he dejado al último, a quien está desde el comienzo. A quien vuelve y se sacrifica por amor y que se levanta desde la muerte, porque su “Magia”, es mayor que la que puede conocer y entender Jadis. La prestancia de Aslan en el relato, es la misma de la película, el sólo leer y/o escuchar el nombre del Rey, estremece. La prestancia de Jesús en el relato Bíblico vetero y neotestamentario, no tiene equivalente en ninguna película que se haya hecho o hará, Jesucristo sigue estremeciendo, volverá por quienes han creído en Él y es quien nos hace reyes, al servicio del Rey de reyes.

“Mas vosotros sois linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido por Dios...1 de Pedro 2:9a

“Y uno de los ancianos me dijo: No llores. He aquí que el León de la tribu de Judá, la raíz de David, ha vencido para abrir el libro y desatar sus siete sellos.“ Apocalipsis 5:5

”Mas Jesús, llamándolos, dijo: Dejad a los niños venir a mí, y no se lo impidáis; porque de los tales es el reino de Dios. De cierto os digo, que el que no recibe el reino de Dios como un niño, no entrará en él.” Luc 18:16.17

“Por tanto, al Rey de los siglos, inmortal, invisible, al único y sabio Dios, sea honor y gloria por los siglos de los siglos. Amén.” 1 de Timoteo 1:17

Retomando lo del juego de las escondidas...llegará un momento en que no se podrán esconder más y quedarán expuestos a la luz...
"para que anunciéis las virtudes de aquel que os llamó de las tinieblas a su luz admirable;” 1 de Pedro 2:9 b

Un abrazo y que Dios les bendiga

Iván Werth Münchmeyer










4 comentarios:

Jóvenes Cristianos por Chile dijo...

¡Bienvenido a la Cristianosfera!

Gracias por inscribirte en nuestro directorio.

Agradeceríamos mucho que pudieras agregar nuestro botón en tu blog o que no s hicieras un link.

¡Saludos!

Equipo Cristianosfera
http://blogs.cristianosporchile.cl

Jóvenes Cristianos por Chile dijo...

Agradecemos que hayas incluido nuestro botón en tus links :)

Chettara dijo...

Me gustó muchísimo ver el desglose que hiciste de la Película Narnia.. aún no he ido al cine a verla pero si me he leído los 7 libros de esta saga, siendo el N°5 mi favorito. La primera vez que leí estos libros fue en 8vo básico por tanto los vi más como una historia aventurástica!!! preciosa... Los libros me los prestaba una amiga compañera de curso. A ella se los regalaba su Nanny (abuela) cada vez que iban saliendo al mercado... pero solo llegué a leer en aquellos tiempos hasta el libro N°5. Más adulta compré todos los libros para tener en mi hogar y los leí todos y de corrido... dándome cuenta en ese momento lo que Aslan significaba y el porque de la Felicidad que me causaba cada vez que escuchaba su nombre... maravilloso libro maravillosa enseñanza...

ivanwerth dijo...

que buena palabra "aventurástica"... A mí también me han llegado prestados...auqnue no los he leído todos, pero sí otros libros de Lewis. La aparición de Aslan en la película es imponente tal cual el libro, el solo escuchar su nombre estremece.

Un abrazo y que Dios te bendiga

Iván