miércoles, noviembre 29, 2006

Una Verdad Incómoda

Una Verdad Incómoda o An Incovenient Truth

Sólo puedo decir que desde la caída del hombre, ha habido muchas "verdades incómodas", pero que se fundamentan en la Verdad permanente de Dios, otras, seguramente, no, y sólo son "mentiras convenientes" que terminan por destruir a otros y a nosotros mismos.
La verdad que aquí se presenta es sólo parte de nuestros aciertos y desaciertos como humanidad, de nuestra caridad o egoísmo, acerca de nuestra sabiduría u obstinación, conforme a nuestra opulencia y miseria ala vez...a nuestra realidad. Acabo de ver el documental que no tiene de protagonista a un Al Gore "quien solía ser el próximo *(o el vigente) presidente de los Estados Unidos" , sino a un ser humano enfrascado en una lucha con muchos aliados, pero con muchos detractores, que defiende esta causa que quisiera avalar, pero que también se alínea con otras que no comparto...(por si acaso, el candidato "ganador" tampoco cumplía mis expectativas...aunque me digan que es cristiano...jejeje, agradezco a Dios no haber nacido allá y tener que orar para que me ayudara a resolver el dilema por quien votar, quizá en este caso..."Mr White or WhiteHouse", habría sido mi opción...aunque no me gusta votar en "white"). Aún no quiero, es más, me niego a digerir algunas cosas que antes ya he digerido en cuanto al tema, pero que aún me son difíciles de volver a tragar, no porque no las crea...sino porque precisamente...las creo...creo que somos capaces de autodestruirnos y de destruir a otros...pero más creo en el impacto del Dios Creador que está por sobre la naturaleza y las criaturas.
Por ello, aunque he hablado del tema en otra oportunidad, me veo en la necesidad de reflexionar y ordenar algunos recuerdos que asomaron cuando la vi la película esta noche, como aquello de "la iniciativa planetaria" en mis tiempos de colegio que decía que si más gente pensaba en lo mismo, lpueden influir en otras o algo así...las marchas pacíficas contras las bombas nucleares en la U, los minutos de silencio y otros actos simbólicos, quizá para algunos inútiles...quizá para otros no, en fin, tratando de tener la consecuencia de actuar en conciencia... he dicho que no soy un ambientalista a ultranza, ni aún...un humanista a ultranza...sé que esta última frase puede causar controversia, pero ya explicaré a que me refiero...(en otro momento),ni tampoco de la economía imperante...ni de otras cosas... sólo sé que la crisis del clima...el calentamiento global, hambrunas, pestes, guerras, son parte de los últimos tiempos, aunque tampoco quisiera ser apocalíptico ni caminar como un condenado o"pintarte" un lienzo en blanco y negro hacia los días finales...sino que todo lo contrario...
Bueno, dije que iba a reflexionar más, pero las ideas fluyen y como que trato de parar de escribir...pero no puedo...quizá necesite botar los desechos tóxicos de mi mente, corazón, los que no he dejado en Dios...quizá eso sea lo que nos falta para comprender el tema, simplemente, arrepentimiento, perdón, visión, amor...esperanza, no necesariamente de la del tipo "tengo derecho a ser feliz", sino de la que, "debo ayudar a construir un mundo mejor", no sólo para mí, sino para las generaciones que vienen. Yo sólo sé que puedo hacerlo desde una nueva perspectiva, la de la Fe y eso como lo dije en un principio, es la Verdad que incomoda, la Verdad que me incomoda, cuando no estoy en su Voluntad...creo que he dicho más de lo que hubiera querido decir en un primer momento...pero era necesario...sino esta noche, dormiría muy incómodo.
Un abrazo (que a veces también puede incomodar...)
Iván
P.D. Ya seguiré con la verdad incómoda del documental. Recordé que algunas de mis canciones en tiempo de colegio hablaban de evitar guerras...ahora no hablo de contaminación ambiental...sino de la del hombre...ahora quiero la guerra...otra frase que explicaré...porque sino van a creer que me volví loco...es toda la verdad...estoy loco...El documental es un buen acercamiento al tema del calentamiento global.
* lo que está paréntesis y en cursiva, es comentario mío, a la frase que dice el propio Gore en la película.
Puedes encontrar más sobre el tema en el comentario de la película: El día después de mañana en este mismo blog.

2 comentarios:

ojo humano dijo...

Todavía no la veo, pero creo que aun cuando nos incomode, vale la pena ver qué tan real puede llegar a ser.

Gracias por el comentario.

ivanwerth dijo...

He releído lo que comenté ese día...y el tema hoy está más vigente que nunca luego del informe acerca del calentamiento global, quizá éste fue uno de los comentarios más "pasionales" que he hecho y quizá sea confuso y no explique nunca...algunas cosas de las que digo hablaré, pero a poco a poco irán saliendo más cosas, no es un tema acabado, sino que viene latente y se hace eviedente cada día.